lunes, 5 de enero de 2009

ENERO 2009. INICIO. Azul es un joven hombre atractivo y trabajador que ayuda a su madre y hermano y que ha dejado truncos sus estudios pues desde que su madre enviudó decidió hacerse cargo de ella. Trabaja en el taller mecánico de Rufino López pues la a mistad tan grande que tiene con su hijo Mateo le ha servido para conseguir el trabajo. Allí habla con los dos, pues Rufino considera que Azul es mejor en su trabajo que el propio Mateo, quien solamente está interesado en divertirse cual vago en vez de aplicarse en el trabajo o el estudio. Azul confiesa a los hombres que en cuanto termine de ahorrar retomará sus estudios de medicina.

Maria es una muchacha de familia, rodeada de lujos y gente a su servicio. No es feliz, pues desde hace tiempo lo pasa realizándose estudios que ayuden a sus padres a detectar qué enfermedad tiene. Habla con Vanessa, su madre, quien la obliga a ir nuevamente a visitar al doctor. Maria asegura sentirse bien pero la madre está preocupada, así que le exige que se de prisa.

En las calles de un barrio popular, un grupo de muchachos se divierte jugando fútbol. Con ellos está Mateo. Lo pasan muy bien hasta que lleno de euforia y empapado de emoción, en su afán de meter gol, Lalo patea fuertemente la pelota, que va a dar a la ventana de Inés, una vecina, a la que la pelota ocasiona un desastre, por lo que de inmediato sale a pelear con la palomilla. Suelta una cachetada a Lalo, por lo que Bianca, su madre, se entromete, peleando con la escandalosa Inés. La bulla termina cuando llega Azul, hijo mayor de Bianca y hermano de Lalo, quien se compromete con Inés a pagarle los desastres causados en su vivienda. Al estar a solas con su familia, Azul le dice a su madre que ha decidido retomar sus estudios de medicina y que para ello trabajará horas extras como taxista.

Vanessa se lleva una terrible sorpresa cuando su doctor le dice que Maria tiene leucemia y que lo mejor será que acuda a un oncólogo. La mujer decide ocultar a su hija que sufre de esa enfermedad tan terrible para así evitarle un sufrimiento, segura de que se recuperará.

Jesica, una muchacha hermosa y atractiva del barrio popular, busca a Azul en el taller mecánico. Allí se encuentra con Mateo, quien insiste en conquistarla aunque ella le advierte que jamás le hará caso pues le falta mucho para estar a la altura de su amigo. A Mateo eso poco le importa pues él solo se entretiene molestándola

Bianca sufre ente el retrato de su difunto esposo, quien hace tiempo la dejó sola con sus hijos. Recuerda la promesa que le hizo de vengarse de Rafael De la Rosa antes de morir. Es interrumpida por Lalo, quien toma sus cosas para salir. Ella le ruega que sea un hombre de bien y no un vago, que siga el ejemplo de su hermano Azul, pero a Lalo poco le importan las responsabilidades.

Rafael De la Rosa es un importante hombre de negocios, poseedor de distintos almacenes comerciales. Tiene problemas con la bebida y tiene más motivos ahora que su hija Maria se encuentra tan enferma. Habla con Vanessa, quien le pide que deje de beber y entre los dos enfrenten su realidad. Le pide que se mantenga en juicio pues Maria no puede saber que está condenada a morir.

Azul obtiene el taxi que conducirá y es felicitado por su familia y vecinos del barrio. Es sorprendido por Jesica, quien le propone que se den una vuelta. Están a punto de hacerlo pero la voz de Chalo, eterno enamorado de Jesica, los interrumpe. Él le prohíbe a la muchacha que se suba al auto y le prohíbe a Azul que se acerque a ella. La jalonea y se la lleva con él. Los dos discuten y él, para contentarla, le entrega un regalo que la emociona, por lo que lo besa y ambos se van a la cama.

En los lavaderos de la vecindad Inés no deja de despotricar contra los hijos de Bianca, siendo descubierta por ésta, quien decide ponerle un freno por lo que las dos se cachetean y se van a los golpes. Irene acusa a Bianca de sentirse una mujer de alcurnia y fina cuando es una pobretona igual que todas las demás. Bianca le asegura que si ella vive como vive no es por su gusto, si porque el destino le jugó una broma demasiado cruel.

Maria le confiesa a su amiga Dafne el estar preocupada por la insistencia de sus padres para hacerse novia de Leonardo Montecinos, un joven que trabaja en las empresas de su padre y que le ha propuesto que sean novios. Dafne felicita a su amiga, quien asegura que jamás será novia de él, pues es un odioso de lo  peor.

Mateo propone a Lalo robar en los almacenes De la rosa. Los dos planean con cuidado el momento de realizar su fechoría. Chalo se les une y pone como condición ser él quien dirija a los otros dos, pues sabe muy bien del negocio.

Inés se queja de lo sucedido en los lavaderos. Asegura a sus hijas, Jesica y Jovana, que tarde o temprano Bianca se las pagará. Las muchachas lamentan que su madre tenga enemistad con los Robledo, pues ellas están enamoradas de los dos hermanos: Azul y Lalo.

Azul comienza a trabajar como taxista y es enviado por una florería a dejar un arreglo a la mansión De la Rosa. Allí se topa con Leonardo, quien lo trata con la punta del pie para entonces entrar a la mansión y encontrarse con Maria, quien se niega a verlo pero ante la insistencia de Vanessa lo hace. Vanessa agradece al muchacho ser la mano derecha de su esposo, Rafael.

Rafael se atormenta por el pasado y cree que lo que le sucede a su hija es solo la maldición que alguien le echó en un pasado, cuando defraudó a quien no debía por codicia, por sed de poder y reconocimiento.

Jovana se ve a escondidas con Lalo. Los dos se aman intensamente y consuman ese amor cuantas veces les es posible pero a escondidas pues ambos temen a que sus madres los descubran y se interpongan en sus caminos.

Vanessa agradece a Leonardo el fijarse en Maria, la cual está muy enferma. Al saber Leonardo que Maria tiene los días contados, ve en ello una enorme oportunidad de apropiarse de parte de los almacenes y después hacer a un lado a Rafael, por lo que considera pedirla en matrimonio.

Inés aconseja a Jesica que explote su belleza y se fije en alguien de alta sociedad a quien pueda achacarle un hijo para casarse. La muchacha le pide a su madre que entienda de una vez por todas que ya tiene a Chalo para que la llene de lujos y que su corazón siempre le pertenecerá a Azul Robledo.

Azul trabaja por la tarde y parte de la noche. Llega a casa cansado y es atendido por Bianca, quien le tiene la cena preparada. Él le entrega todo el dinero que juntó y le pide que lo guarde y le pague a Inés los daños causados en su vivienda. La mujer abraza a su hijo y le agradece ser tan bueno. Son espiados por Lalo, quien no quita la vista del dinero sobre la mesa.

Tempranamente Maria se siente mejor que nunca y decide dar un paseo con Dafne en el centro comercial. Vanessa las acompaña.

Rafael habla con Leonardo, a quien le confiesa lo mal que se siente por los recuerdos. Leonardo le pide al hombre que sea fuerte pues los almacenes lo necesitan.

Lalo roba el dinero que Azul le ha dado a Bianca y se lo gasta comprándose cosas. Cuando Bianca descubre que le han robado piensa de inmediato en su hijo, quien asegura que no ha tomado ningún dinero. Ella no le cree y lo obliga a decir la verdad. El sale furioso de la casa y es atropellado, alarmando a la mujer, quien de inmediato llama a una ambulancia y le informa a Azul, quien deja el taller mecánico para acudir al lado de su hermano, mientras que Bianca se preocupa pues no sabe cómo pagarán los gastos del hospital. Azul le pide que por lo mientras tome el dinero que le dio y ella avergonzada le dice que ese dinero se lo han robado por lo que el muchacho acude a Rufino, quien solo le presta poco dinero pues teme a que Azul nunca se lo pague. Mateo le aconseja a su amigo que asalten un centro comercial pero Azul es decente y se niega. Jura que podrá saldar los gastos del hospital.

Maria discute con Vanessa, quien le dice que se casará con Leonardo aunque no lo quiera. La muchacha sufre por ello y se desahoga con su padre, quien le asegura que si no desea casarse entonces no lo hará. Vanessa mira con desprecio a su marido, al que le recuerda más tarde que Maria morirá. Es por tal motivo que Rafael piensa que si su hija terminará por desvanecerse, no tiene caso que se case.

Leonardo disfruta al pensar en su futuro pues cree que la suerte está de su lado.

Chalo y su palomilla ven el taxi de Azul afuera de la vecindad y deciden quitarle las llantas logrando así que Azul se sienta desesperado por no tener dinero y ver que sus deudas crecen. Acude a Rufino, a quien le cuenta sus peripecias. El hombre aconseja al muchacho que se de una limpia pues ha comenzado una racha de mala suerte.

Jovana acude al hospital para ver a Lalo. Con llanto, Bianca le cuenta a la muchacha lo mal que lo pasan. Llega Azul y les dice lo ocurrido a su auto, por lo que Jovana habla con Jesica y le cuenta lo que les sucede a los hombres que aman. Jesica acude a Chalo para pedirle dinero prestado y descubre en su casa las llantas robadas al taxi de Azul.

Azul pide a Mateo y Rufino que le presten unas llantas mientras compra unas nuevas. Lo hacen. Al irse el muchacho, Rufino lamenta que le vaya tan mal y le asegura a Mateo que Azul no tendría que pasar tantas peripecias si Bárbara se decidiera a hablar.

Leonardo se besa apasionadamente con Rebeca, su amante, a quien le cuenta su malévolo plan para despojar a los De la Rosa de sus bienes. Ella se propone ayudarlo, haciéndose pasar como su hermana.

Maria discute nuevamente con Vanessa quien le asegura solo desear lo mejor para ella. Maria no desea casarse con Leonardo por lo que su madre le pregunta cuándo se enamorará y de quién, pues nadie es de su gusto. Maria prefiere no discutir y salir a caminar cuando por accidente es atropellada por Azul, quien de inmediato desciende de la unidad y acude a ayudarla. Al mirarse a los ojos ambos quedan enganchados y él, atento, le pide que acepte que la lleve a su casa. Ella acepta y él le da su tarjeta para cuando necesite un taxi. Maria se ha enamorado y se lo cuenta de inmediato a Dafne, quien le propone que busquen al taxista para que ella lo pueda volver a ver.

Chalo le ofrece a Mateo las llantas del taxi de Azul pero éste no quiere tener problemas con su amigo. Rufino los descubre hablando y le exige a Chalo que devuelva lo que no le pertenece. Chalo no le hace caso y entonces Mateo habla con Jesica, quien también sabe lo de las llantas. Ambos se lo dicen a Azul, quien de inmediato sale en busca del maleante para reclamarle lo que le pertenece pero no lo encuentra. Al hacerlo le exige que le devuelva las llantas y entonces ante la negativa de Chalo, los dos se van a los golpes con mucha fuerza.

Rebeca se presenta ante Vanessa, a quien le dice que está mas que dispuesta a ayudarle con los preparativos de la boda entre Leonardo y Maria, quien las interrumpe y les dice que ella no se va a casar con nadie.

Bianca se encuentra muy preocupada en el hospital pues no sabe nada de Azul. Jovana, quien la acompaña, le da un café y ambas hablan de la rivalidad que se han tenido la mujer e Inés, madre de la muchacha. Bianca asegura que ella no tiene nada en contra de Inés pero que, desde que llegó al barrio, la mujer se ha encargado de fastidiarles la vida a ella y a sus hijos.

Maria habla con Rafael de Azul y le asegura que se ha enamorado a primera vista, solo que él es un taxista. Rafael le confiesa a su hija que antes de casarse con Vanessa y tener los almacenes, él también fue pobre, por lo que la apoya.

Azul aparece golpeado en casa y Jesica lo limpia. Aprovecha la ocasión para besarlo pero él nuevamente la rechaza, por lo que la muchacha se marcha al pedírselo él, no sin antes asegurarle que aunque él la desprecie siempre lo amará.

Maria visita nuevamente el hospital para hacerse unos estudios y allí se encuentra con Azul, quien le cuenta lo sucedido a Lalo, quien es dado de alta cuando Azul deja empeñadas las escrituras de su casa. Maria no puede creer que el muchacho realmente sea tan pobre pero aun así, al saber que él estudiaba medicina, le pide que la visite en su casa pues a su padre le agradará hablar con él.

Rebeca le dice a Leonardo que Maria no desea casarse con él. Él, despreocupado por lo que Maria pueda decir, cree que Vanessa se encargará de todo.

Daniel Corcuera, viejo amigo de Rafael, acude a éste para informarle de los malos manejos de los almacenes, los cuales puede perder si no decide tomar las riendas de sus empresas. Rafael asegura no querer nada, aunque eso implique la ruina.

Bianca regresa a casa con Lalo a quien le exige que trabaje muy duro para pagar la deuda que tiene en el hospital y para devolverle a Azul el dinero que le robó. Lalo pide perdón por lo que ha hecho y promete que enmendará su vida.

Azul encuentra en el taller mecánico sus llantas y se lo reclama a Mateo, quien le asegura que él estaba dispuesto a dárselas. Azul desconfía de su amigo y entonces Rufino intercede, asegurándole al muchacho que su hijo dice la verdad y que le compraron las llantas a Chalo para poder devolvérselas. Azul los abraza y les agradece que sean buenos con él.

Vanessa exige a Rafael que sea el que antes fue y deje de atormentarse por los recuerdos de un pasado que ya no puede componer. Él asegura que sí, cuando Maria le habla de Azul y le pide a su padre que lo ayude a terminar sus estudios.

FEBRERO 2009. Jesica se topa con Azul en la calle y nuevamente intenta besarlo siendo rechazada. Cuando el muchacho la deja sola, es sorprendida por Chalo, quien de los cabellos la lleva hasta su casa, donde le reclama  andar de resbalosa con su peor enemigo. Jesica confiesa estar perdidamente enamorada de Azul y da por terminada su relación con Chalo, quien furioso la viola.

Don Moy, de la agencia de taxis, visita a los Robledo y se sorprende al ver su taxi con otras llantas. Azul le explica lo que ha sucedido y lo invita a cenar con su familia. Allí Bianca le cuenta al hombre lo bueno que es su hijo. Moy no entiende como gente tan educada y fina como Bianca y sus hijos puedan vivir en un barrio y una vecindad como en los que viven.

Jesica se siente destrozada por lo que Chalo le ha hecho. Llega a casa, perturbada, sin que Irene ni Jovana puedan entender lo que le sucede. Jovana asimila que quizás nuevamente Azul la despreció. Irene estalla pues no puede entender que sus dos hijas hayan puesto los ojos en los hermanos Robledo. Jovana le dice entonces que ella y Lalo son novios, recibiendo a cambio unas cachetadas por parte de la mujer.

Bianca, al saber a Azul en problemas, cree que puede ayudarlo aunque para ello se tenga que tragar el orgullo y la dignidad. Llora amargamente pues su marido le hace mucha falta.

Lalo le asegura a Inés que ama a Jovana y que está dispuesto a casarse con ella pero la mujer se niega asegurando que sus hijas deben casarse con hombres de sociedad, de alcurnia, y no con muertos de hambre como él.

Azúl le cuenta a Bianca que el padre de Maria quiere ayudarlo. Acude a la mansión De La Rosa, donde Vanessa y Rebeca lo tratan con la punta del pie. Allí Azul se entrevista con Rafael, quien descubre quién es en realidad el muchacho, por lo que lleno de remordimientos cree que el destino le ha dado la oportunidad de redimirse. Decide ayudarlo con una beca para culminar sus estudios de medicina, cosa que sorprende a Azul, quien no sabe cómo agradecer el detalle. Se lo agradece a Maria y la atracción entre ambos hace que se den un fuerte beso de amor.

Daniel y Bianca se encuentran casualmente y él la reconoce. Aunque ella trata de huir no le queda más remedio que hablar con él, quien la invita a comer. No puede creer que la mujer luzca tan mal. Le pregunta por su marido y ella con llanto le dice que murió, sumergido en la pobreza y gracias a Rafael De la Rosa.

Azul piensa en el beso de Maria y cree que se ha enamorado, mientras que ella le cuenta a Dafne lo sucedido.

Chalo y Mateo practican box en el gimnasio. Allí encuentran a Lalo, a quien le dicen que ya está arreglado todo para asaltar los almacenes De la Rosa.

Maria le dice a su padre que se ha enamorado de Azul, mientras que éste le dice a Vanessa que ya ha dado con el paradero de Bianca Madrigal, a quien desea ver para reparar todos los daños que le ha causado. Vanessa se niega rotundamente a que su marido se vea con esa mujer.

Bianca sufre por los recuerdos del pasado pues ver a Daniel le ha recordado demasiadas cosas. En casa discute con Irene, quien le exige que le prohíba a Lalo que se acerque a su hija Jovana. Bianca pregunta a la mujer por qué la odia tanto y por qué no acepta que los muchachos se aman. Irene se marcha del lugar sin decir nada. Entonces llega Azul, quien le dice que retomará los estudios pues ha obtenido una beca, y que en cuanto entre a un hospital, la vida de todos cambiará. Bianca llora de felicidad pues verá a su hijo realizarse.

Chalo busca a Jesica para pedirle perdón. Ella no quiere hablar con él aunque muchos regalos le son ofrecidos. Le propone algo: Ella olvidará lo que él le hizo solo si la deja tranquila y deja de meterse con Azul. Chalo se niega pues cree que Jesica es solamente de él.

Leonardo busca a Maria, quien lo rechaza. Él, violento, la jalonea y le asegura que a él ninguna escuincla se atreve a rechazarlo. La besa por la fuerza y a cambio recibe una cachetada. Ella se marcha corriendo mientras él jura que se las pagará.

Rafael y Vanessa discuten. El le pregunta si aún está enamorada de Eduardo Robledo y ella confiesa que sí, que a pesar de los años aún lo ama, aunque esté muerto, pues aún en la pobreza siempre fue mucho más hombre que él. Esas palabras lastiman el orgullo de Rafael.

En una lujosa mansión, Estela se queja con Dafne, su hija, por el retraso de Daniel, Estela es paranoica y nerviosa, sospecha que su marido la engaña, aunque eso sea una total mentira. Dafne pide a su madre que se calme, pues ponerse de ese modo le hace daño. Daniel llega y ella le reclama sus engaños. El hombre asegura a su hija que si Estela sigue así no tendrá más remedio que divorciarse de ella, pues sus celos enfermizos están arruinando la vida de todos.

Clara invita a cenar a Azul, quien se arregla para ir al encuentro. Bianca tiene un mal presentimiento por lo que le suplica a su hijo que no se enamore de esa muchacha, pues ambos viven en mundos opuestos y sus realidades son distintas pero es demasiado tarde. Los dos se han enamorado.

Leonardo se revuelca con Rebeca y recibe una llamada de Vanessa, quien lo invita a cenar a su casa y le pide que no tarde. El mal hombre se arregla y pide a su amante que lo acompañe.

Azul llega a la mansión De la Roda y encuentra a Maria muy bonita. Vanessa no hace más que preguntas que lo intimidan y, al darse cuenta de ello, Rafael interrumpe y les dice a todos que ha decidido enmendarse y que ha dejado el alcohol. Maria se siente feliz por su padre. Vanessa asegura tener una sorpresa y vaya que la tiene: Leonardo y Rebeca se presentan y él saluda a Maria con mucha efusividad, llamándola su “noviecita”.

Lalo acude con Mateo y Chalo a cometer un atraco en los almacenes. Logran robar mucho y huir de la justicia. Se reparten el dinero y Chalo le asegura a Lalo que si sigue así, pronto tendrá todo lo que sueña sin necesidad de trabajar.

Bianca nota a Jesica entristecida y le pregunta que le sucede. La muchacha asegura que todo está bien y que tiene problemas con Chalo. Bianca le pide que se aleje de ese muchacho, el cual podría perjudicarla. Se lleva una sorpresa cuando Jesica le dice que ya la ha perjudicado.

Leonardo recuerda que conicía a Azul, el cual es un taxista. Vanesa y Rebeca se ríen de los comentarios hostiles por lo que Rafael pide a Maria y a Azul que lo acompañen. Se los lleva a cenar a un restaurant, no sin antes decirle a Leonardo que de inmediato retomará su lugar en la presidencia de los almacenes. Al marcharse, Leonardo exige una explicación a Vanessa, quien le dice que su hija se ha encaprichado con el taxista.

Lalo lleva regalos a Jovana, quien le asegura que si está en los mismos pasos que Chalo, entonces se olvide de ella.

Rafael pregunta a Azul por su familia, principalmente por Bianca. Azul no es tonto y sospecha que el hombre conoció a su padre, por lo que se lo pregunta. Rafael decide no contestar.

Vanessa teme a que la verdad se descubra por lo que cree que debe ver a Bianca antes que Rafael, para así asustarla y hacerla desaparecer nuevamente.

En casa, Leonardo asegura que no permitirá que Rafael retome la presidencia de los almacenes y a él lo regrese al puesto de gato que tenía. Desquita su coraje revolcándose con Rebeca, con quien se porta brusco.

Azul y Maria deciden hacerse novios. Ella se pone mal repentinamente por lo que es llevada a su casa, donde Rafael la protege. Maria pide a su padre que no la engañe y le diga si tiene una enfermedad mortal y morirá. El hombre le dice que sí y entonces los dos lloran, abrazados.

Rafael está dispuesto a ver a Bianca por lo que Vanessa se jura a si misma que si su marido insiste en reparar el pasado para sacar a la luz demasiadas cosas, ella primero los mata, a él y a Bianca, la mujer que le arrebató el amor del hombre al que más ha amado en la vida.

TIEMPO DESPUÉS: Maria y Azul viven su amor de manera intensa. Él deja el taller mecánico, estudia, trabaja como taxista u hace su servicio en un hospital. Los ratos libres los pasa con ella en parques, ferias, cines, restaurantes. Ella le dice que la hace muy feliz y él le pide que se casen cuando él termine la especialidad.

Rafael regresa a la presidencia de los almacenes con Daniel como su mano derecha. El hombre lo felicita y de igual manera lo hace Leonardo, quien no está conforme con lo que sucede.

Vanessa le prohíbe a Maria que siga adelante con su relación con Azul pero la muchacha está más enamorada que nunca. Vanessa entonces desea que su hija muera antes de que se lo ocurra casarse con él.

Jesica descubre que está embarazada y ese hijo no es de nadie más que Chalo. Se niega a decírselo pero si se lo dice a Irene, su madre, quien llora amargamente al saber a su hija embarazada de un pelafustán.

Lalo y Mateo siguen cometiendo atracos con Chalo, consiguiendo así fácilmente lo que se les antoja. A pesar de ello y de tener lo que desean, Lalo sufre los desprecios de Jovana, quien no quiere saber de él y acude a Bianca para pedirle que preste más atención a su hijo o de lo contrario acabará mal. Bianca pide a Lalo que le diga en qué anda metido y el asegura estar trabajando en un súper mercado. Ella le ruega que estudie, que se supere, pero el muchacho se niega.

Vanessa se presenta en la vecindad donde viven los Robledo, disfrazada. Allí pregunta por Bianca y da con su paradero más decide que hablará con ella después.

Rebeca le hace ver a Leonardo que para Vanessa y Rafael es importante que su hija no sepa de la verdad de su enfermedad, por lo que puede amenazarlos con decir la verdad a la muchacha si le arrebatan la presidencia de los almacenes.

Inés busca a Bianca, a quien le cuenta la fatalidad de su hija. Bianca cree que no pueden hacer que Chalo responda por sus actos pues eso podría ser contraproducente para todas ellas pues es un bueno para nada.

Rafael le dice a Daniel que hace tiempo sabe el paradero de Bianca pero no se ha atrevido a visitarla. Daniel le aconseja que lo haga antes de que Vanessa lo haga.

Leonardo exige a Vanessa que hable con Rafael para que le devuelva la presidencia de los almacenes. La amenaza con decirle a Maria que está enferma y que pronto morirá. Vanessa lo reta a que lo haga pues así Rafael lo correrá definitivamente de la empresa y lo dejará en la ruina. Los dos sienten una fuerte atracción por lo que el le corresponde con un beso. Ambos terminan en la cama.

Jesica descubre a Azul con Maria, pues la ha llevado al barrio para que conozca a su madre. Llena de celos, la muchacha llora amargamente y nuevamente busca consuelo en Chalo, quien le hace el amor. Ella le dice que está embarazada y él asegura que ese hijo no puede ser de él.

Estela le dice a Vanessa que su marido la engaña  mas no sabe con quién, mientras que Estela le confiesa que Bianca Madrigal ha aparecido y que Rafael desea hablar con ella. Estela siente temor de que se sepa la verdad del pasado.

Bianca se lleva una terrible sorpresa al saber quiénes son los padres de Maria. Se desmaya de la impresión, alarmando a Azul y a Lalo.

Rufino sorprende a Mateo contando demasiado dinero. Le exige que le diga de donde lo ha sacado y Mateo asegura que ese dinero es de Azul, quien se lo dio a guardar por temor a que se lo robaran. Rufino toma entonces el dinero dispuesto a guardarlo él mismo, para desgracia de Mateo. El hombre no sospecha que ese dinero es robado.

Maria le dice a su padre acerca de la impresión que le causó a Bianca en cuanto le dijo quiénes eran sus padres. Rafael le confiesa la verdad a su hija, quien no puede creer que el destino haya unido a las dos familias por medio del amor.

Bianca suplica a Azul que se aleje de Maria, la cual no es buena para él. Azul, que no es tonto le pide que le diga qué es lo que esconde, puesto que el padre de la muchacha también le ha hecho preguntas. Bianca llora amargamente pero no dice que conoce a los De la Rosa.

Leonardo discute con Daniel, quien le hace ver que durante mucho tiempo manejó mal los almacenes. Leonardo amenaza con renunciar y Daniel le aconseja que lo haga puesto que eso quizás sería lo mejor para la empresa.

Jesica busca a Azul y le cuenta lo de su embarazo. Le suplica que la ayude a practicarse un aborto mas él se niega rotundamente y acude a Chalo para exigirle que responda como padre pero Chalo asegura que ese hijo no es de él.

Vanessa se siente hermosa tras haberse acostado con Leonardo. Se mira al espejo y decide hacer una llamada. Llama a Bianca, a la que cita en un restaurant. Bianca le cuelga, asustada.

Azul sale de paseo con Maria, quien repentinamente siente fuertes dolores. Él la checa y la lleva a su casa, donde Vanessa lo culpa del estado de su hija. Maria le pide a su madre que no busque culpables, pues las dos saben lo que Maria padece. Vanessa no puede creer que su hija lo sepa y entonces Maria le confiesa a Azul que padece leucemia. Vanessa entonces le pide al muchacho que se aleje de su hija, la cuál finalmente morirá y con la cuál no tiene futuro. Lo odia. Lo odia por ser hijo de Bianca Madrigal.

Bianca cree que debe irse lejos con sus hijos, se encuentra nerviosa. Lalo se le revela y le exige que le diga qué es lo que está pasando. Ella solamente llora pues no quiere que sus hijos sepan la verdad.

MARZO 2008. Daniel discute con Estela pues no tolera los celos enfermizos de la mujer. Sale de casa y va a dar a una discoteca, donde conoce a Jesica, quien de inmediato clava los ojos en él, pues es su oportunidad de enjaretarle un hijo a un millonario. Lo seduce y se lo lleva a la cama.

Vanessa se presenta ante Bianca, dispuesta a hablar del pasado. Le exige que desaparezca de su vida y de la de su hija. Las dos al menos están de acuerdo al no querer que sus hijos estén juntos. Vanessa le asegura que jamás le perdonará el haberle arrebatado el amor de Eduardo mas Bianca salió victoriosa puesto que Eduardo, según ella, supo elegir bien ya que Vanessa siempre fue mala.

Azul sufre amargamente tras saber que Maria tiene los días contados, mientras que, por su parte, Maria le llama al celular y llorando le pregunta si no la ama. Él le asegura que sí, pero que le resulta difícil aceptar que ella tarde o temprano lo dejará.

Jovana no quiere hablar con Lalo, quien le suplica que sea su novia. Ella le hace jurar que dejará de robar y estudiará. Los dos se besan, reconciliándose. Inés los sorprende y le exige al muchacho que no se acerque a su hija o le dirá a Bianca que es un ratero.

Vanesa amenaza a Bianca con decirles la verdad a sus hijos. Bianca no le teme y le asegura que si les dice algo a sus hijos, entonces ella hablará también y toda la verdad saldrá a la luz.

Daniel decide hacerse amante de Jesica, quien ve en él una gran oportunidad. Ambos tienen una relación que Mateo descubre, por lo que le pide a la muchacha que le diga qué se trae con el hombre. Jesica lo ignora.

Maria se siente terriblemente mal y solo la compañía de Azul la puede hacer sentir bien, pero Azul no quiere acercarse a ella puesto que se siente engañado.

Leonardo y Vanessa se ven para fornicar. Son descubiertos por Rebeca, quien después reclama a Leonardo su infidelidad. Leonardo le dice que solo utiliza a Vanessa para obtener lo que desea.

Bianca tiene un encuentro con Rafael, quien le pide perdón por lo sucedido hace tantos años. Ella llora asegurándole que Eduardo terminó muy mal, hundido en la pobreza, en el abandono, y que nadie quiso ayudarles en los momentos más difíciles. Rafael le asegura que el la ayudará y la mujer le responde que ya la ha ayudado al becar a su hijo, el cuál es un excelente médico y cada día se supera más. Rafael le pide que sean amigos pero ella se niega rotundamente.

Maria cae enferma y entonces Vanessa le prohíbe a Azul que la visite. Le pide que no la ilusione más y la deje morir tranquila. Azul promete, por amor a Maria, que así será.

TIEMPO DESPUES: Dafne visita a Maria, quien luce muy enferma. A la casa llega Emmanuel, un enfermero que se hará cargo de cuidar a la enferma. Las dos ríen pícaramente puesto que lo encuentran muy guapo. Maria solo lamenta que no pueda verse con Azul, del cuál no sabe nada desde hace mucho.

Los Robledo se instalan en un departamento que Azul ha obtenido gracias a su trabajo, pues ya se encuentra en un hospital, laborando. Bianca se siente feliz de los logros de su hijo, mientras que Lalo siente cierta envidia. Azul le propone que estudie una carrera que él le pueda pagar. Bianca le pide que aproveche las oportunidades que a veces se dan solamente una vez en la vida.

Leonardo, molesto, exige a Rafael que piense bien las cosas y le regrese la presidencia y acepte que ella es demasiado viejo para llevar las riendas del negocio. Rafael le ofrece la gerencia de una nueva sucursal pero Leonardo quiere la gerencia total. Rafael se niega a dársela y entonces el ambicioso hombre cree que debe vengarse.

Jesica va de compras a un almacén y allí se encuentra con Daniel, a quien le dice que ya no puede vivir sin él y que aunque él se niegue a verla de nuevo le tiene que confesar que está embarazada de él. Estela los descubre y arma tremendo escándalo, avergonzando a su marido, quien asegura que la muchacha miente, pero Jesica le muestra unos análisis que comprueban su embarazo. El hombre no puede creer que eso sea verdad y Estela sufre amargamente por su engaño. De inmediato se lo cuenta a Dafne, quien duda que su padre haya sido capaz pero a Daniel no le queda más remedio que aceptar su falta.

A Maria le hace bien la compañía de Emanuel, a quien le cuenta absolutamente todo. Él la ama en secreto y lamenta que ella siga enamorada de Azul, quien no le ha podido perdonar (supuestamente) que le haya ocultado la verdad de su enfermedad.

Azul piensa en Maria y Lalo le aconseja que, si la ama, esté con ella hasta que muera, pues seguramente ella también sufre. Azul piensa en las palabras de su hermano.

Vanessa ya no puede vivir sin las caricias de Leonardo por lo que cree que la mejor manera de tenerlo cerca es casándolo con su hija por lo que le propone que a fin de mes se realice la boda. Se lo avisa a Maria, quien se niega, pero esta vez es amenazada por su madre, por lo que no le queda más remedio que casarse con Leonardo.

Jesica cree que se ha salido con la suya al embaucarle un hijo a Daniel. Confiesa a Irene que pronto dejará la vecindad igual que los Robledo, y que será millonaria. Eso se lo dice Jovana a Mateo, quien a su vez se lo dice a Chalo, quien al creer que Jessica se casará, acude a verla para decirle que está dispuesto a responder por el hijo que espera. Cuando Irene escucha semejante cosa, arde trolla pues no puede aceptar que su hija esté embarazada. La abofetea vilmente y le prohíbe que se case con un pelafustán como Chalo. La muchacha le dice entonces que Chalo es el padre del hijo que espera, por lo que tiene que casarse con él si no quiere que su hijo se quede sin padre.

Cada día empeora para Maria, quien se siente terriblemente sola. Eso hace sufrir a Rafael, quien no puede creer que su hija poco a poco se esté consumiendo, por lo que busca a Azul para pedirle que visite a su hija. Azul visita a Maria a pesar que Vanessa se opone. Maria se siente feliz de ver al amor de su vida, quien llora al verla gravemente enferma.

Bianca visita a Rafael, a quien sinceramente dice sentir mucho la situación que vive con la enfermedad de su hija. Él nuevamente le pide perdón por lo sucedido antes y ella asegura que eso es distinto y aun no se lo puede perdonar. Vanessa la descubre y la corre de su casa, recalcándole que no es bienvenida.

Jesica se muda a vivir al lado de Chalo, quien de inmediato toma una postura machista ante ella, quien debe atenderlo en todo lo que exige.

Lalo y Mateo asaltan un centro comercial nuevamente sin ser atrapados por la policía. Son descubiertos por Rufino quien les asegura que la próxima vez él mismo los denunciará.

Estela se encuentra con Bianca, a la que saluda después de muchos años de no verse las caras. Las dos se ponen al día de lo que han hecho y son sorprendidas por Daniel, quien cuenta a Bianca la crisis que pasa con Estela.

Bianca aconseja a Azul que regrese con Maria y la haga feliz el tiempo que le queda de vida. Él llora y asegura amarla. Se llevan una sorpresa cuando leen en el periódico que Maria se casará con Leonardo.

Dafne busca a Jesica, a la que pregunta si en verdad está embarazada de su padre. Jesica, que solamente desea escapar de su realidad, le dice que si.

Rafael prohíbe a Vanessa que case a su hija por la fuerza. Habla con Leonardo, quien asegura que él se casará. Rafael decide echarlo de sus empresas entonces y asegura a su mujer que no se saldrá con la suya.

Llega el dia del enlace matrimonial entre Leonardo y Maria, quien no desea casarse con él. Se lo cuenta a Emanuel, quien le dice que él la puede ayudar.

Rebeca teme a que al casarse Leonardo se olvide de ella. Le pide que no lo haga pero él está más que decidido. Rebeca descubre que Leonardo y Vanessa son amantes.

Chalo y Jesica se casan haciendo una gran fiesta en la vecindad. A esa fiesta acuden los Robledo. Chalo corre a Azul y Jesica se entromete por lo que el hombre le suelta una bofetada sorprendiendo a todos. Azul y Chalo se hacen de palabras y se van a los golpes. Chalo lo amenaza con un arma de fuego. Inés de inmediato llama a la policía, asustada. Azul y Bianca se marchan. Lalo se queda con Joana.

Dafne arregla a Maria para su boda. La muchacha llora amargamente, ya casi sin fuerzas. Rafael aparece y le dice que no se casará aunque Vanessa así lo disponga. Rafael discute con su mujer, quien desea hacer su voluntad. Son sorprendidos por Rebeca, quien les dice que no es hermana de Leonardo, si no su amante desde hace mucho tiempo. Las ilusiones de Vanessa se destrozan.

Emanuel y Dafne sacan a Maria de la mansión De la Rosa sin que se de cuenta nadie. La llevan hasta en parque, donde hacen que se encuentre con Azul, quien al verla vestida de novia se enternece. Maria le pide al muchacho que se case con ella. Los dos se besan fuertemente.

DOS MESES DESPUES: Maria ha perdido el cabello y usa pelucas. Se pasea con Azul en un parque de diversiones.

Rafael y Vanessa pelean mucho. Él descubre que su lo engañó hace tiempo, falsificando sus firmas para dejar a Eduardo en la ruina, como venganza por casarse con Bianca. La enfrenta y la corre de su casa. Ella se niega a irse.

Emanuel y Dafne se enamoran y comienzan una relación a pesar de que a Estela no le gusta que su hija haya puesto los ojos en un enfermero.

Lalo decide inclinarse por la música y comienza a asistir al conservatorio, donde Jovana lo espera cada día para entonces buscar rincones donde hacer el amor.

Chalo y Mateo continúan robando y nuevamente Rufino amenaza con dar parte a la policía. Chalo lo amenaza, asegurándole que si abre la boca se morirá, o lo que es peor: Mateo pagará por él.

Daniel busca a Bianca, a quien le dice que debe entregarle algo de parte de Rafael: La parte de los almacenes que por derecho le corresponde por ser la esposa del fundador. También le hace entrega de propiedades que pertenecían a Eduardo y que nunca le fueron entregadas puesto que Vanessa se encargó de que nunca dieran con su paradero. Bianca rechaza lo que le es devuelto y habla con Rafael, a quien le dice que las cosas, como están, están bien. Deciden hacer las paces.

Rebeca pide una fuerte suma de dinero a Vanessa y la amenaza con decirle la verdad de su infidelidad a Rafael, quien puede acusarla de bigamia ahora que desea separarse de ella. La mujer cita a Rebeca en un viejo edificio, donde le provoca un accidente que le arranca la vida, afirmando que nadie la extorsiona ni amenaza.

Daniel se entera de que el hijo de Jessica ha nacido y que no era de él por lo que siente un gran alivio y se lo hace saber a su hija.

Leonardo vive hasta el cuello de deudas. Tantas, pide ayuda a Vanessa, quien descubre que Rafael le ha cancelado todas sus cuentas bancarias.

Maria y Azul comienzan con los preparativos de su boda, a pesar que ella no siente muchos ánimos. Bianca los ayuda en todo cuanto puede y Maria le confiesa tener el deseo de haber tenido una madre como ella.

Vanessa recibe una llamada misteriosa de alguien que asegura saber que ella ha matado a una mujer.

La policía sorprende a Lalo, Chalo y Mateo robando por lo que en una persecución les disparan. Es Lalo quien pierde la vida en un tiroteo. Cuando la noticia llega a Bianca, ésta sufre por la enorme perdida y lamenta que su hijo nunca haya sentado cabeza. Azul también sufre por la muerte de su hermano y al entierro lo acompañan Maria, Rafael, Daniel y toda la vecindad en que una vez vivieron.

Mateo, en la cárcel , suplica a Rufino que lo saque de ese lugar pero el hombre cree que el muchacho necesita un escarmiento por lo que lo deja allí, exigiéndole que cuando salga no regresa a su casa si no es porque tiene un trabajo digno y una vida decente.

Chalo se esconde de las autoridades dentro de la vecindad. Jessica tiene miedo pero Irene no, por lo que ésta avisa a la policía del paradero del pandillero, quien trata de huir de la policía pero es atrapado y también enviado a prisión. Jessica sufre pues al final de cuentas será madre soltera.

Jovana visita la tumba de Lalo. Llora amargamente su pérdida y lamenta que haya reincidido después de haberse encaminado.

Bianca habla con Rafael, a quien le dice que sin pensarlo su hijo se fue mucho antes que Maria, quien está condenada a muerte. Los dos lloran las pérdidas de sus hijos.

Vanessa roba todo cuanto hay de valor en su mansión y se lo lleva a Leonardo, a quien le promete que sacará más. Tontamente le hace entrega de todas sus joyas.

En la cárcel, Chalo planea su fuga. Tiene problemas con unos internos que lo apuñalan. Mateo le pide que cambie, que lo haga por el hijo que tiene.

Leonardo decide huir con las cosas de Vanessa y ella lo descubre por lo que lo persigue causándole un accidente. Cree que ha ganado la victoria y sin darse cuenta se estampa frente a frente con una pipa de gas que explota. Ella pierde la vida en el terrible accidente.

Azul y Maria se casan. Se van de luna de miel a la playa, donde se entregan el uno al otro. Ella se siente la mujer más feliz del mundo. Muere en los brazos de su amado, quien llora su pérdida y le besa la frente.





Fin













© CORAZÓN DE BARRIO DR. 2009
Es un obra protegida y los derechos son propiedad de su autor.
Se prohíbe su copia y reproducción parcial y/o total
así como su contenido con fines de lucro.
(R) 1997 (P) 2009
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario